MI NUEVO MEDIO ACUATICO (I) agua dulce

Felicidad después de unos largos

Felicidad después de unos largos


Esta ha sido una semana muy muy especial. A mí siempre me ha gustado mucho el agua. Aunque por razones desconocidas hubo un tiempo en que le cogí miedo, desde hace unos años se ha convertido en imprescindible: nadar en la pisci cada fin de semana, bucear cada vez que podía, algún viaje sólo de buceo, o simplemente tomar unas cervezas en un chiringuito con vistas al mar…..es un disfrute total ….

¿Qué ocurre con la lesión medular? Lo de siempre, nada es lo mismo, toca desaprender…y aprender a disfrutar de nuevo…. ¿Qué tal se dará el agua? ¿Volverá a ser el medio envolvente y relajante que era antes o se habrá convertido en un medio hostil???

Pues a lo bestia, todo de golpe.

El miércoles con Paca a la pisci. La piscina municipal de mi barrio donde nadaba antes está adaptada, así que vamos para allá. El ayuntamiento de Madrid te da una tarjeta para pasar gratis con un acompañante…hay que aprovecharlo!! Aparcamos en el sitio reservado justo en la puerta (por cierto, luego hay que jugarse la vida unos 50m hasta el semáforo para ser capaz de subir a la acera…. Pero ése es otro tema..).
Hay grúa para entrar y salir y un socorrista guapo y fuerte que te toma en brazos y te pasa de un lado a otro con soltura…¿se puede pedir más?
Una vez en la calle lenta (ya nada es lo mismo…), hay que ver cómo responde el cuerpo. Las piernas van colgando y ofrecen más resistencia, las brazadas tienen que ser fuertes para poder sacar el brazo del agua con un mínimo de estilo y que además te permita respirar… a-go-ta-dor!!!

Dos largos seguidos y acabo boqueando con el corazón desbocado, los brazos entumecidos ….pero como siempre, sigo con ello, y Paca conmigo, atándome los pies con un aro de goma, dándome ánimos cuando me canso, siguiéndome y contándome cómo voy (con muchíiiiiiiiisimo estilo, por supuesto!!).
El aro se cae en medio de la piscina y cuando intento bajar a por él el culo se niega a meterse bajo el agua, y los abdominales se niegan a tirar de él…. Con lo que me costó superar lo del culo-boya!!! En la zona en la que no cubre sí puedo. Paca y yo nos miramos, iremos poco a poco al fondo hasta conseguir sacarlo de ahí….pero eso será otro día, otros días..
Hay algo que no cambia: la maravillosa sensación de cansancio y relajación después de la ducha (bien adaptada), el deber cumplido, un deber cansado y placentero, lleno de endorfinas pasadas por agua dulce, seguro que vamos a dormir como niñas!

Hemos decidido incorporar la pisci a nuestra rutina semanal. Además seguro que Samu nos da ideas de ejercicios acuáticos, que no sea sólo nadar…. Estoy feliz, deseando el próximo día, ver cómo mejora la técnica, la respiración, el aguante…y ese culo-boya que Manuel consiguió domar y ha vuelto a desbocarse…

Anuncios

2 Respuestas a “MI NUEVO MEDIO ACUATICO (I) agua dulce

  1. Comprendo perfectamente la sensación que experimentas en el agua. Sigo yendo dos días a la semana a la piscina.
    Preciosa palabra, desaprender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s