CLICK

La playa: antes y después

La playa: antes y después


Cuando empecé a estudiar alemán pensé que era un idioma del demonio, declinaciones, géneros, cada palabra con un sitio determinado en la oración, verbos con partículas separables que pueden significar cosas completamente diferentes según la partícula en cuestión….¿cómo puedes hablar un idioma si tienes que andar pensando: primero el verbo, dónde lo pongo? lo separo o no? ahora, qué género tenía esta palabra? Y qué caso tengo que utilizar? Y ese caso en ese género acababa en n, m?????
Lo dicho, un idioma del demonio…

Y me animaban diciendo: “no te preocupes, de repente un día escuchas un click en tu cabeza y todo cobra sentido….y ese es el día en que hablas alemán..”

Eso sí, está claro que ese click sólo llega después de mucho estudio, lectura, escucha…y si te vas una temporadita a Alemania, pues mira, además te llega cargadito de Kartoffeln….

Después de años el alemán puedo leerlo, escribirlo si me dan tiempo, entenderlo poco y hablarlo como si tuviera 3 años…no está mal pero a mi nivel de perfeccionismo no le parece suficiente.

Ultimamente me acuerdo mucho del dichoso click. Cuando hablas con lesionados medulares de más años de lesión te dicen cosas como: “yo a veces no me acuerdo de que voy en una silla”, “vas a conocer tu cuerpo, yo sé que tengo que hacer pis porque se me ponen las orejas coloradas”, “dentro de nada las transferencias saldrán solas, ni te lo pensarás si tienes que volver a la cocina cuando ya estabas en la cama”……. De nuevo mi amigo el click!!

Y yo me voy de vacaciones (bien!), con Manuel, Paca y Tato (bien!), a Almería (bien!), y aún así tengo ratos que no me aguanto, y me despierto por la mañana y no, no era un sueño…mis piernas no se mueven, hay dolor, espasticidad….entonces tengo que respirar hondo y sacar fuerzas y ganas. Y hacer transferencias imposibles. Y pasar por el ritual del baño. Y vestirme (en la silla con ayuda o en la cama con dos transferencias más?) Y a partir de aquí empezar el día…. Luego se quedan conmigo, las fuerzas y las ganas, pero hay que convocarlas de nuevo a la mañana siguiente y así una y otra vez….

¿Llegará el día en que me despierte por la mañana y piense sólo en lo que voy a hacer y no en el cómo? ¿Será mi perfeccionismo y en realidad no estoy tan lejos como creo? Si sigo dándole fuerte a la rehabilitación, los entrenamientos, si sigo cargada de energía positiva…¿aparecerá el click? ¿Será sólo un mito?

Anuncios

13 Respuestas a “CLICK

  1. Aparece, Cristina. Por supuesto que aparece. Pero sin obsesiones. Deja que te sorprenda. Si lo ansías mucho llega a convertirse en quimera y por ende, en algo inalcanzable.
    Bien por esas vacaciones.

    • Tienes toda la razón, aparte de seguir trabajando, relajaremos la mente y dejaremos que el click (y todo lo que quiera) encuentre su camino….gracias por esos sabios consejos que me regalas!!

  2. Llegar, llegará…a mí me pasa como a ti, por la mañana es como: “jolines, vuelta a empezar”. Pero sobre todo me pasa a la hora de hacer planes, quiero y no puedo por eso de vivir en mitad de la nada y no tener coche. Eso de no poder hacer mis planes sin contar con una tercera persona. Eso de no poder irme a dar un paseo a mi bola, perderme por ahí…pero sé que llegará. Si todo el mundo coíncide en lo mismo, es porque realmente existe.

    Y ahora el único click que tenemos que pensar es en el del ratón pinchando ventanas, para abrir webs chulas como tu blog!

    Un besito

  3. Yo tambien tengo el firme convencimiento de que llegara ese dia,,,es como cuando sacas el carnet de conducir,el primer dia,vas con mil ojos,que si las luces que si los espejos que si pongo el asiento de aquella manera,semaforos,paso de peatones….ufff…al principio todo es pensado…cuando pasa el tiempo te das cuenta de que te sale todo mecanicamente,,,,yo creo que en esto tambien va a ser asi…Animo y fuerzas

  4. Pingback: MIEDOS, DOLORES, DISFRUTES | Tirando del Carro·

  5. Una persona que aprecio mucho también me dijo a mi que mi ingles haría un día CLICK. Difícil de creer en ese momento. Parecía increíble, imposible… y por fin un día… click. B1 aprobado. Y me acorde de ella, de ti Cristina… así que no te queda otra que creer en lo que te dije yo. Todo se automatiza, normaliza…aunque sean esos saltos estrambóticos que hacíamos juntas. Remember…you are my cup of tea!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s