VUELTA AL GYM

Silla-boxing

Silla-boxing


Antes de la lesión yo hacía deporte. No era una deportista de élite, ni siquiera constante, pero mi cuerpo me pedía movimiento…. caminar, correr, nadar, algo de bici… y un entrenador personal!!
Tengo la suerte de tener a Tato en mi vida, Tato es mi súper-cuñado, alto, guapo, simpático, listo…y propietario de un muy buen gimnasio… Tato también tiene un hijo, Samu, alto, guapo, simpático, listo…y entrenador personal (entre otras muchas cosas relacionadas con el ejercicio físico y la nutrición).
Desde el principio Samu se involucró en mi rehabilitación, estudiando, viniendo al HNP a aprender de mis fisios, en mi nuevo centro de rehabilitación….así que con un entrenador tan entregado, no hay excusa, hay que volver al gym!

Como siempre, el principio es duro. Volver en silla al sitio donde corrías en la cinta o detrás del entrenador de “tortura” en “tortura”… menos mal que Samu no me dio un segundo para pensar, en seguida tuve que empezar a concentrarme en otras cosas como postura, movimiento, dolor (aunque el dolor no exista)… Suponía que para los clientes del gimnasio sería raro también, pero si ha sido así lo han disimulado muuuuyyyyy bien….ni una mirada, un gesto…nada. Parece que cada vez somos más visibles, realizamos más actividades, estamos más integrados, y los “bípedos” también van aprendiendo…me gusta

El plan de entrenamiento ha cambiado considerablemente, ahora nos olvidamos de la elíptica, el step y demás máquinas infernales y nos dedicamos al tren superior. Trabajamos en la silla, con pesas, gomas, bandas elásticas, guantes de boxeo…..lo que da de sí la imaginación de Samu!! y también trabajamos en suelo: ya no le da miedo dejarme bajar de la silla (eso sí, me acolcha la caída) y ahí entrenamos, sentados, tumbados, boca arriba, boca abajo, flexiones…y para volver a la silla… un par de mozos me recogen del suelo y me depositan dulcemente en ella…(la teoría dice que esto tendría que hacerlo sola, pero es durísimo y espero no necesitarlo mucho… tal vez en el futuro tenga la fuerza suficiente para ello, pero mientras tanto, preferimos entrenar otras cosas..)

No hay día que no haga pereza antes de ir al gym, pero el ejercicio, el esfuerzo, la conversación y las perrerías de Samu consiguen siempre que genere endorfinas para todo el fin de semana….. me encanta!!

El gym no sólo es un complemento necesario de cualquier rehabilitación, es una actividad más que compartir con amigos, una forma de socializar, normalizar, recuperar….cada vez hay más monitores aprendiendo a entrenar a personas con diversidad funcional, cada vez hay más gimnasios preparados (instalaciones, material) para nosotros…tenemos que aprovecharlo. Animo a todos a informarse, a animar a los centros a que se informen y vean que esta demanda existe, a que adapten y aprendan, a integrar y divertirse. Hay que mantenerse en forma!!!

En guardia!!

En guardia!!

Anuncios

4 Respuestas a “VUELTA AL GYM

  1. Me encanta leerte, acabo de salir de toledo y todavía me pregunto que voy a hacer con mi vida y me da mucha pereza ir a mi antiguo gimnasio por miedo de no poder hacer nada de lo que antes hacía.
    Ánimo y mucha fuerza

    • Ufffffff habrá un montón de cosas que no puedas hacer o que tengas que hacer diferente, pero eso no te impedirá disfrutar de las que SI puedes hacer. Mucho ánimo con tu nueva vida!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s